Prensa Online - PanamaOn

¿Qué jabón es mejor para prevenir el COVID-19?

Jabón antibacterial; jabón común; jabón de glicerina; pH neutro; alcohol en gel. De todos ellos se habla a diario ya que han cobrado mayor relevancia a raíz de la pandemia de COVID-19. ¿Es indistinto el uso de uno u otro? ¿Hay un tipo de jabón más efectivo para eliminar el riesgo de contagiarse de coronavirus?

10 abril 2020 |

Cualquier persona puede entrar en contacto con el virus SARS-CoV-2, no solamente por la cercanía a alguien infectado, sino también a través de diferentes tipos de superficies debido a un hábito muy difícil de evitar: se contagia al tocarse el rostro con las manos contaminadas. 

Por ello, el lavado de manos frecuente, y en las condiciones recomendadas por las autoridades sanitarias, es fundamental para evitar el contagio de COVID-19. ¿Pero cuál es la diferencia entre tantos jabones? ¿Hay un jabón ideal?

¿Cómo el jabón inactiva el coronavirus?

Las moléculas de jabón tienen un extremo que atrae el agua (hidrófilo) y otro que la repele (hidrófobo). Cuando el jabón entra en contacto con el agua, las moléculas se agrupan y forman micelas: los extremos hidrófilos quedan hacia afuera, mientras que los hidrófobos hacia adentro para evitar el contacto con el agua. Así, las partículas de suciedad, virus y bacterias quedan envueltas por las moléculas de jabón.

El coronavirus SARS-CoV-2 tiene una envoltura llamada bicapa lipídica que protege a las proteínas que envuelven al material genético del virus. Esa envoltura es sensible a los detergentes (como los jabones). Al quedar el virus atrapado en la micela, los extremos hidrófobos del jabón rompen la envoltura del virus, extraen las proteínas y, finalmente, inactivan el virus.

El jabón antibacterial

Según informa la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos —FDA por sus siglas en inglés—, no hay evidencia de que usar jabón antibacterial sea mejor que el jabón común para prevenir enfermedades. Incluso el jabón antibacterial pueden tener efectos nocivos para la salud. 

Así fue que en 2017, la FDA decidió prohibir varios componentes antibacteriales, entre ellos el triclosán, de marcada presencia en jabones antimicrobianos. Las razones son varias. Algunas pruebas de laboratorio con animales determinaron que el triclosán afecta procesos biológicos y hormonales. 

Asimismo, el triclosán podría aumentar la resistencia de las bacterias no solo al componente en sí mismo sino también a otros antibióticos, lo cual sería un grave problema sanitario. Por si fuera poco, el triclosán tiene un impacto negativo en el medioambiente.

De acuerdo a Andrew Pavia, médico y jefe de la División de enfermedades infecciosas pediátricas de la Universidad de Utah, no es necesario utilizar jabón antibacterial para lavarse las manos como medida de prevención de COVID-19. "El jabón común es ideal", señala.

"Básicamente, el jabón inactiva los virus a cierto grado cuando rompe la capa lipídica protectora de estos virus (...) Al lavarte las manos con agua y jabón estás removiendo los virus y la mucosa asociada de tu piel. Y si no está en tu piel, no entrará dentro de ti", informa Pavia.

El jabón de glicerina

El glicerol, también conocido como glicerina, es un líquido viscoso, incoloro, inoloro, mayormente atóxico y de sabor dulce, de acuerdo a la base de datos química PubChem de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU —NIH por sus siglas en inglés—.

Es un compuesto químico de la familia de los alcoholes, que hasta mediados del siglo XX, se obtenía exclusivamente al preparar jabones de aceites y grasas animales y vegetales. Luego empezó a crecer la síntesis industrial de glicerina a partir del propileno.

La glicerina tiene varios usos, desde la industria alimentaria a la farmacéutica. También fue muy utilizada —y lo sigue siendo— para obtener nitroglicerina, un explosivo con el que luego Alfred Nobel creó la dinamita. Pero esa es otra historia.

La glicerina es buena para la salud de la piel por lo que es muy usada en productos de cosmética y cuidado dermatológico. No solo "atrae el agua y ayuda a que la piel luzca mejor" sino que la glicerina incluso "puede tener un valor terapéutico", de acuerdo a un estudio del Colegio Médico de Georgia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el glicerol o glicerina como uno de los componentes para fabricar desinfectantes de manos (alcohol en gel). Se lo utiliza por su función hidratante, ya que el uso frecuente de desinfectantes genera sequedad en la piel y posibles heridas.

¿Es eficaz contra virus y bacterias? El glicerol ha probado tener propiedades antibacteriales, a un 100 % de concentración, según un estudio publicado en Journal of International Society of Preventive & Community Dentistry. Asimismo, puede reducir la capacidad de infección de los virus.

Por su parte, la agencia gubernamental de EEUU Centros para el Control y Prevención de Enfermedades —CDC por sus siglas en inglés— indica el efecto positivo del uso de glicerina en los geles antimicrobianos:

"El uso frecuente de fórmulas a base de alcohol para la antisepsia de las manos puede causar sequedad de la piel (…) El efecto de sequedad del alcohol puede reducirse o eliminarse agregando de 1 a 3 % de glicerina u otros agentes de acondicionamiento de la piel (...) Además, en varios ensayos recientes, los enjuagues o geles hechos a base de alcohol que contienen emolientes causaron sustancialmente menos irritación y sequedad de la piel que los jabones o detergentes antibacteriales testeados".

Si bien las virtudes antimicrobianas de la glicerina son claras, los beneficios de la glicerina para la piel son incuestionables. Por esta razón la utilización de jabones de glicerina podría ser recomendable para evitar la sequedad de piel fruto de continuos lavados o del uso prolongado del alcohol en gel. 

No obstante, recordemos que la FDA adhiere a las recomendaciones de CDC: lavarse las manos con agua y jabón común. Si no se cuenta con estos elementos, el alcohol en gel es de utilidad.

Y el pH neutro, ¿qué significa?

El pH mide la alcalinidad o acidez de una disolución. Los valores de pH se miden del 1 (ácido) al 14 (alcalino); 7 es considerado pH neutro. La piel humana natural tiene un pH ácido, estimado en 4,7. Este pH es adecuado para el mantenimiento de la microflora natural de la piel. 

El jabón de glicerina tiene pH 7 (neutro), con lo que permite limpiar la piel sin secarla demasiado como otros jabones. Por ello, el jabón de glicerina es considerado beneficioso para afecciones cutáneas como eccema, acné o rosácea.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores