Prensa Online - PanamaOn

BeiDou aumenta su red de satélites

Un cohete portador Gran Marcha-3B, despega desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia de Sichuan, en China, el 19 de noviembre de 2018. China lanzó a las 02:07 del lunes dos nuevos satélites del Sistema de Navegación Satelital BeiDou (BDS) al espacio a bordo del cohete portador Gran Marcha-3B desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia de Sichuan.

19 noviembre 2018 |

Los satélites entraron a una órbita mediana terrestre más de tres horas después y trabajarán con otros 17 satélites BDS-3 que ya están en órbita. Son los satélites 42 y 43 de la familia de satélites BDS.

Con el exitoso lanzamiento se concluye el despliegue de constelación básica BDS. China planea ofrecer servicios de navegación con el BDS-3 a los países socios de la Franja y la Ruta para fines de este año, lo que representa un paso adelante hacia el servicio de navegación global.

Cuando los chinos inventaron la brújula, la humanidad se adentró en aguas desconocidas. Ahora, China presenta una alternativa para navegar por el mundo en la nueva era del intercambio global: su incipiente sistema de navegación por satélite Beidou (BDS).

Beidou es un proyecto desarrollado por la República Popular de China para obtener un sistema de navegación por satélite. "Beidou" es el nombre chino para la constelación de la Osa Mayor. La primera generación, BeiDou-1, ya está operativa desde el 2000 y es un sistema de posicionamiento por satélite local dando servicio a China y a sus países vecinos. La segunda generación, también llamada Compass o BeiDou-2, será un sistema de posicionamiento global con un funcionamiento similar al GPS.

Según informaciones oficiales ofrecerá dos tipos de servicios: el primero será abierto y podrá dar una posición con un margen de 10 metros de distancia, 0,2 metros por segundo de velocidad y 0,000005 segundos de tiempo. El segundo servicio será autorizado solo para determinados clientes y ofrecerá servicios más precisos y con mayores medidas de seguridad.

A diferencia de los sistemas GPS, GLONASS, y GALILEO, que utilizan satélites en órbitas bajas y ofrecen servicio global, la primera generación, Beidou-1 usa satélites en órbita geoestacionaria. Esto implica que el sistema no requiera una gran constelación de satélites, pero limita su cobertura sobre la tierra a la visible por los satélites, China en este caso. Otra gran diferencia de BeiDou-1 es que calcula las coordenadas únicamente con dos satélites y una estación en tierra. Esto implica la necesidad de enviar una señal desde el dispositivo remoto, cosa que no es necesaria con GPS o GLONASS.

Se prevé que Compass, la segunda generación, cuente con entre 12 y 14 satélites entre 2011 y 2015. Para 2020, ya plenamente operativo deberá contar con 30 satélites. De momento (diciembre, 2012), ya tienen 14 en órbita.

China está también asociada con el sistema de posicionamiento Galileo, que en diciembre de 2016 la Comisión Europea, propietaria del sistema, informó que Galileo comenzó sus operaciones y que los satélites ya envían información de posicionamiento, navegación y determinación de la hora a usuarios de todo el mundo.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores