Prensa Online - PanamaOn

Descubren un 'arma' para luchar contra el sobrepeso

En España, un equipo de científicos ha realizado un descubrimiento que podría brindar un arma más en la lucha contra el sobrepeso. Se trata de una proteína que condiciona la capacidad de los individuos de quemar grasas.

19 octubre 2017 |

Una minúscula proteína llamada MKK6 podría ser una enorme aliada en el combate a la obesidad, una enfermedad cada vez más presente en la sociedad actual. Un grupo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares ‘Carlos III' (CNIC) de España ha identificado en ratones de laboratorio el rol de esa biomolécula en la capacidad de quemar grasas.

Los investigadores del CNIC notaron en base a muestras humanas que aquellos individuos que presentaban un nivel más elevado de MKK6 tendían a ser más obesos. Entonces decidieron investigar qué sucedía qué efectos tenía quitar la proteína en ratones de laboratorio, explicó a Sputnik Guadalupe Sabio, directora del equipo a cargo de la pesquisa.

"Vimos que los ratones que carecen de esa proteína son más delgados que los ratones normales. Cuando les intentas engordarlos dándoles una dieta grasa, no lo hacen. Además, tienen un gasto energético como si su metabolismo basal estuviera acelerado", indicó Sabio.

Esto implica que gastan "mucha más energía" sin realizar un esfuerzo determinado. Los científicos vieron que el fenómeno se explicaba por una mayor temperatura en comparación con un ratón normal. La respuesta, dijo Sabio, está en los distintos tipos de tejido adiposo en esos animales.

Los ratones a los que se les había quitado la MKK6 tenían más "grasa parda" que los que no fueron modificados. Ese tipo de tejido adiposo tiene la capacidad de quemar la grasa y transformarla en calor, en comparación con el "blanco", que es acumulativo.

"Casi toda la grasa blanca de ese ratón era capaz de transformarse en grasa parda, que hace subir la temperatura y gastar más energía. Al hacerlo estaba más delgado que un ratón normal", aseveró la directora de la investigación, publicada en la prestigiosa revista científica Nature.

Eso podría explicar por qué la gente obesa, que presenta una mayor cantidad de MKK6, tenga "más dificultad para perder la grasa que ya ha acumulado". Anteriormente, se conocía la dificultad de los obesos para activar mecanismos para quemar la grasa, pero no se había identificado la razón subyacente. Según los expertos del CNIC, la MKK6 podría ser "una de las razones".

La proteína se activa frente a determinados tipos de estrés en la células. De momento, las búsquedas están apuntadas a saber si existen efectos secundarios a partir de su supresión, pero el ratón sometido al experimento "es viable".

"Ahora debemos intentar estudiar si su hígado y su corazón funcionan igual de bien que un ratón normal, porque a la hora de intentar bloquear esta proteína en humanos tenemos que saber que no estamos bloqueando un efecto bueno en otro tejido", comentó Sabio.

Asimismo, los especialistas están intentando buscar mecanismos específicos para inhibir la MKK6, que al momento se desconocen. Las líneas de investigación se dirigen a encontrar un inhibidor específico que se dirija a un tipo determinado de tejido, en este caso el adiposo, para evitar que se vaya "al corazón u otros tejidos".

En un principio, se pensaba que la grasa parda —aquella capaz de quemar energía y producir calor en lugar de ser meramente acumulativa— solo la tenían en bebés, puesto que esa etapa de la vida es "un momento clave" en el que la temperatura corporal se debe mantener.

Con la tomografía de emisión de positrones (PET) se descubrió que los adultos también presentan grasa parda en zonas como el cuello cerca de las carótidas, donde por ejemplo "es muy importante" que la sangre que va al cerebro no pierda temperatura.

"Si pudiéramos convertir blanca en grasa parda, seríamos capaces de hacer que la gente obesa pierda parte de su peso en forma de calor, lo cual sería muy beneficioso. Esa es la razón por la que ahora muchos científicos estamos intentando ver cómo funciona y cómo podríamos modular esa regulación para ser capaces de utilizarla como diana terapéutica", dijo la investigadora.

¿La idea de tomar una píldora milagrosa para eliminar tu peso en exceso te entusiasma? Pues no te hagas muchas ilusiones de encontrar una manera de bloquear la MKK6 en un futuro cercano. En el mejor de los casos, puede pasar de 10 a 15 hasta que se consiga un fármaco que pueda inhibirla.

Y aún así, la actividad física no se despeja de la ecuación para luchar contra los kilos de más: la finalidad de los estudios es encontrar una manera de ayudar a las personas muy obesas a hacer ejercicio, ya que les cuesta más en comparación a una persona de peso normal.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores