Prensa Online - PanamaOn

Abuso a menores es un grave pecado social y un delito irracional

La iglesia católica subraya que lo más grave es que estos hechos no son nuevos y piden a las autoridades dar a conocer la verdad.

26 febrero 2021 |

Los albergues de inspiración católica, el Consejo de Pastoral Social-Cáritas, la Pastoral Familiar y Movimientos de Familia de la Iglesia Católica, en un comunicado indicaron que están convencidos de que el abuso físico, psicológico y sexual con la niñez y la adolescencia en las familias y en instituciones públicas y privadas, es un grave pecado social, además de un delito.

Expresan que, estos niños, niñas y adolescentes ya viven una tragedia por no contar con sus padres en un hogar estable. Indican que, revictimizarlos en su cuerpo, su mente y su espiritu mientras permanecen en las casas de acogida, resulta depravado y se constituye en un fuerte clamor al cielo y a toda la sociedad “Como Iglesia, reiteramos nuestra tolerancia cero ante estos actos abominables, y nos unimos a las voces que exigen sancionar con rigor a responsables”.

Lo más grave es que estos hechos no son nuevos. Han estado pasando por lustros en nuestra sociedad, sin que se hiciese nada para enfrentar con valor y contundencia la situación.

“Sabemos que personas con intensiones malsanas se infiltran en lugares donde la niñez y la juventud es vulnerable. Por eso debemos como nación propiciar la reingenieria que haga posibles instituciones que garanticen mecanismos más estrictos para evitar que abusadores sexuales, traficantes, y gente del mal vivir, puedan tener acceso a niños, niñas y adolescentes”.

En estos momentos se demanda de las autoridades dar a conocer la verdad de las acusaciones, y llevar adelante un proceso de investigación donde debe prevalecer la justicia y la transparencia, sin revictimizar a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran protegidos en los hogares actualmente.

Es fácil pedir a otros que hagan la tarea. Como Iglesia, sin embargo, sabemos que no podemos mirar hacia otro lado. Por eso, con el interés de reforzar y atuar en  centros y hogares de niñez y de ancianos inspirados por la doctrina católica, hemos establecido un equipo de acompañamiento permanente. Vivimos tiempos de una cultura que se ha acostumbrado a levantar las manos y decir ‘Me rindo”. La Iglesia, por inspiración de su Maestro, se ofrece a caminar junto a los niños, niñas y adolescentes —y sus cuidadores—, y pide a Dios la fortaleza necesaria para insistir en un mejor camino, y no dejados solos, aunque el viento sea contra.

Hacen un llamado a todos quiennes mostrado de diversas maneras su repudio a estas denuncias, para que nos unamos y podamos lograr una Politica de Estado de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, especialmente los más vulnerables.

En todo este escándalo nos hemos concentrado en encontrar culpables, pero pocos nos preguntamos qué ha sido de los niños y niñas abusados; dónde están las criaturas de casas concertadas o suspendidas; cómo ayudamos a estos niños, niñas y adolescentes para que no sean víctimas otra vez.

La mirada de los pequeños debería ser siempre alegre y confiada; sin embargo, con frecuencia está llena de tristeza y miedo porque ya han visto y padecido demasiado en los pocos años de su vida.

Demandan que, al abordar estas denuncias en los medios de comunicación y en las redes sociales,se haga pensando en buscar el bienestar de la niñez vulnerable, y no solo levantar escándalos. Que no sea aprovechada esta situación para atacar o desinformar, porque a veces sin querer estamos abriendo heridas nuevas en estos niños, niñas y adolescentes.

“Impulsemos la revisión de las instituciones, no solo para atender las denuncias del maltrato y abuso, sino también para elevar la calidad de la atención, y así encontrar mecanismos de supervisión y programas actuales que permitan bienestar y desarrollo integral de la niñez y la juventud en estos centros o albergues”, solicitan.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores