Prensa Online - PanamaOn

Audi RS Q3 Sportback 2.5 TFSI Quattro S tronic

Confortable, amplio y compacto a la vez, con una trasera tipo coupé que le da un aire más dinámico, el RS Q3 Sportback guarda bajo el capó el galardonado motor de cinco cilindros capaz de rendir 400 CV.

23 mayo 2022 |

Las siglas RS en Audi ya dan idea de que estamos hablando de un coche deportivo y de elevadas prestaciones, aunque la carrocería sea más o menos similar a la de las versiones que no llevan las ya míticas letras. “Gracias” ellas, el SUV compacto de Audi, se transforma en un deportivo de tomo y lomo y más esta versión Sportback con su fisonomía coupé.
El culpable de esta transformación es el motor de cinco cilindros que, en nueve veces consecutivas, ha recibido el galardón de “Motor Internacional del Año”. Todo de aluminio, con lo cual es más ligero en 18 kg. que la generación anterior con el bloque de hierro fundido, su cilindrada se sitúa en los 2.480 c.c. y la potencia, un 17% más que el motor al que sustituye, alcanza los 400 CV entre 5.850 y 7.000 r.p.m., mientras que el par sube hasta los 480 Nm entre 1.950 y 5.850 r.p.m., lo que da idea de su amplio periodo de utilización disponiendo de su potencia máxima.

Esta mecánica de cilindros impares es ya clásica en Audi, pero ha recibido las últimas tecnologías que han dado como resultado ese rendimiento espectacular. Así, se puede destacar el que el cigüeñal sea hueco, el turbo de grandes dimensiones, las camisas de los cilindros recubiertas de plasma, las fases de apertura, tanto de admisión como de escape, varían en función de las exigencias para entregar la potencia, el intercooler reduce notablemente la temperatura para lograr la mayor concentración de oxígeno, la inyección es doble, por lo que puede inyectar combustible en el conducto de admisión, así como directamente en la propia cámara de combustión. También cabe destacar el que la bomba de líquido refrigerante, no circule por la culata en las fases de calentamiento tras el arranque en frío, por lo que la temperatura ideal de funcionamiento se consigue más rápidamente. La especial secuencia de encendido de los 5 cilindros, 1-2-4-5-3, como se ve con un orden de encendido entre los cilindros adyacentes y los más distantes, configuran al motor un ritmo especial y sobre todo un más especial sonido, sobre todo cuando se aprieta el acelerador con decisión y se activa el botón RS situado en el volante, éste se convierte en un rugido armónico y embriagador para los aficionados a los coches potentes y de carácter deportivo.

La velocidad máxima está limitada en los 250 km/h, pero opcionalmente este límite se puede elevar hasta los 280 km/h. Pero más que la velocidad, que naturalmente no se puede conseguir como no sea en pista cerrada, lo que más impresiona es la aceleración, de 0 a 100 km/h se tardan solo 4,5 segundos y además acompañados por el sonido descrito, a lo que también contribuye el escape dual, con las negras salidas ovaladas en cada lado de paragolpes trasero. El consumo, a pesar de las elevadas prestaciones no es elevado, pues en una utilización mixta, pero con cierta “alegría” en la marcha, no llega a los 10 litros a los 100 km, mientras que si se circula relajadamente por carreteras despejadas, los 7 litros no son difíciles de conseguir, aunque realmente es difícil “sujetar”, no ya el dócil motor que permite cualquier modo de utilización sin problemas, sino a nuestro propio impulso de disfrutar de su potencia y su inigualable sonido.

La potencia del motor se canaliza a través de un cambio automático de doble embrague, del tipo S tronic de siete marchas, que también se puede utilizar manualmente, bien desde las levas situadas tras el volante o en la propia palanca selectora. En el modo automático se puede utilizar la opción D, en la que el motor se optimiza para un uso más confortable y cotidiano o en la S, en la que la respuesta es mucho más ágil y el motor se mantiene a un régimen más alto. En ambos casos, el paso de una marcha a otra se efectúa en centésimas de segundo y de forma casi imperceptible. Los desarrollos son cortos, para ofrecer mayor dinamismo, mientras que la séptima marcha resulta más larga para favorecer la eficiencia favorecer la eficiencia. La función ‘launch control’ permite salir desde parado con una tracción óptima.

Y hablando de tracción, como es habitual en las versiones superiores de la marca, el SR Q3 dispone de tracción Quattro o tracción permanente, que facilita un mayor dinamismo y estabilidad. Un embrague multidisco distribuye el par a los ejes delantero y trasero de forma prácticamente instantánea según sea necesario, con un software específicamente adaptado a los modelos RS. Según el estilo de conducción y el coeficiente de fricción, se puede enviar al eje trasero entre el 50% y el 100% del par disponible. En una conducción dinámica, la tracción integral quattro trabaja en estrecha colaboración con el control selectivo de par individual para cada rueda. En ese tipo de conducción, si fuera necesario, el sistema frena ligeramente las dos ruedas interiores a la curva, con lo que aumenta el par de las ruedas del lado exterior aportando mayor carga. La diferencia de fuerzas permite que el coche entre con mayor facilidad en la curva, al tiempo que realiza el giro con una total precisión. El resultado: una conducción precisa, ágil y de reacciones neutras.

La suspensión ha sido rebajada en 10 mm. con respecto a las versiones “normales”. En el eje delantero se emplea la arquitectura McPherson con trapecios inferiores, mientras que en el trasero el diseño es de cuatro brazos o sea de paralelogramo deformable. El resultado de ambas combinaciones es realmente eficaz, el RS Q3 se agarra al asfalto como una lapa y permite un paso por curva muy elevado con total seguridad. Aunque el tarado de los amortiguadores es más bien duro, la verdad es que el paso por los baches no ha resultado incómodo para los ocupantes. Como en mayoría de los Audi, el conductor dispone del Drive select con varios modos de conducción: Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency e Individual, que según el modo elegido, influye sobre la suspensión, la tracción quattro, la dirección, el cambio S tronic, la cartografía del motor y por supuesto el sonido del escape, en el que como hemos dicho colabora el botón RS del volante.

Exteriormente el RS Q3 Sportback presenta una línea del techo descendente, que le convierte en un auténtico coupé deportivo con las características y cualidades de un moderno SUV. Sin lugar a dudas al “adoptar” las formas de un coupé, ha conseguido ofrecer un aspecto más juvenil, con un toque de agresividad y sobre todo más ligero y deportivo, ya que los rasgos de diseño que se han introducido no solo se centran en el mencionado techo inclinado y más en esta versión RS. Así encontramos que la parrilla “Singleframe”, de color negro satinado, ocupa casi todo el frontal, siendo como es habitual uno de los elementos más identificativos con la marca. Dos grandes entradas de aire trapezoidales, igualmente negras, se sitúan a los laterales del frontal, mientras que la entrada de aire inferior, dado el tamaño de la parrilla, queda reducida a una estrecha franja negra, en la que se encuentran los avisadores delanteros de aparcamiento y el radar de aproximación. Los faros son MatrixLED, con función de iluminación en curva y disponen de una matriz de ledes controlados individualmente para proporcionar la máxima iluminación posible sin producir deslumbramiento a otros usuarios de la carretera, a pesar de su potencia y su profundo haz de luz.

Lateralmente es como se aprecia su inclinada parte trasera tipo coupé, que desde luego le da un toque de deportividad con respecto a las versiones “normales” y reducen el tamaño de la tercera ventanilla. Son de destacar los abultados pasos de rueda y las sinuosas formas que recorren la parte baja de las puertas, así como el bonito diseño de las llantas de aleación de 21 pulgadas de color negro, como son los marcos de toda la zona acristalada y los retrovisores exteriores. En la parte trasera, hay que señalar la inclinada luneta, protegida por una enorme visera en su parte superior y por resaltes más discretos en los laterales, debido a su generoso tamaño permite una buena visibilidad hacia atrás a pesar de ese inclinado ángulo. Los grupos ópticos son igualmente de gran tamaño, se prolongan lateralmente por la carrocería y como es de esperar son de tecnología led, con intermitentes dinámicos. El portón que deja un hueco enorme para facilitar su ocupación por bultos, queda un tanto alto para facilitar esas operaciones, debido a gran paragolpes grasero que incorpora en los laterales unas formas igualmente trapezoidales como las delanteras, que en este caso cobijan a los catadiópticos. Un difusor de aire de color negro, muestra en sus extremos las ovaladas salidas del musical escape.

El RS Q3 Sportback puede presumir de estar por encima de sus rivales más directos en el aspecto de comodidad y habitabilidad para todos sus ocupantes, aunque en los traseros el techo quede algo más cerca de las cabezas y se haya perdido unos centímetros en el espacio para las piernas. Al acceder al interior y como pasa en la mayoría de los modelos de la marca, se observa un ambiente de tecnología y un discreto lujo, debido sobre todo a su ergonómico diseño y a la buena terminación y aspecto de los materiales empleados. Da la sensación de que no te va a faltar de nada y que todo está discretamente es su sitio, sin grandes señalizaciones ni decoraciones excesivas. El salpicadero dominado por un cuadro de buenas dimensiones que en realidad es una pantalla digital (Virtual Cockpit) de 12,3 pulgadas y que se puede configurar de varias formas, incluida la reproducción en su zona central del mapa del GPS de la pantalla multimedia o una versión con información más deportiva con preponderancia del cuentavueltas y otras informaciones de la parte mecánica.

En líneas generales el salpicadero esta dividido en tres zonas horizontales. La superior que contiene las generosas salidas del aire del climatizador, la central “acristalada”, como ahora veremos, y la inferior de la que parte la consola central y contiene los mandos del climatizador. Volviendo a esa zona acristalada que se extiende desde la parte izquierda hasta casi el acompañante, donde se vuelve de imitación al carbono, muestra en ese extremo izquierdo y empotrados en ella, los interruptores: general de luces y de los antiniebla, mientras que en el centro completamente integrada e invisible si esta apagada, la pantalla MMI Touch de 10,1 pulgadas, en la cual se dispone de los sistemas más modernos de comunicación e infoentretenimiento. Todo es conjunto, más la consola están inclinadas 10º hacia el conductor para facilitar su visión por éste.

En esta versión RS, los asientos delanteros tipo baquet, con los reposacabezas incorporados al respaldo, llevan grabados el logo RS line en la parte alta y combinan la piel lisa de los laterales, junto con la piel grabada de hexágonos, similares a los de la parrilla, de la parte central. El volante de cuero, achatado por la parte de abajo, tiene también impreso el emblema correspondiente a la versión, mientras que los pedales y el reposapié están hechos de acero inoxidable. Los paneles de las puertas tienen inserciones de aluminio, con lo que se trata de dar un aspecto más deportivo al interior, que la verdad lo transmite fácilmente ya de por sí. Una discreta luz ambiental ilustra la consola, la parte baja del salpicadero y los paneles de las puertas.

El asiento trasero, que por morfología es más adecuado para dos personas, aunque hay espacio acoger a tres perfectamente, muestra el mismo dibujo que los delanteros. Tiene la facultad de poder desplazarse 13 cm. hacia delante o hacia atrás en función de ampliar o no la zona de carga o de ofrecer un mayor espacio para las piernas de los ocupantes traseros. Los respaldos de este asiento se abaten en tres secciones 40-20-40 y se pueden ajustar en inclinación hasta 7 grados. Por su parte el maletero dispone de una capacidad de 530 litros, que puede subir hasta los 1.400 litros si se abaten dichos respaldos. El portón es de accionamiento eléctrico y se puede activar pasando el pie por debajo del paragolpes trasero.

Como es de esperar el nuevo Q3 Sportback también esta equipado con un elevado número de elementos que ayudan a su conducción. Así, nos encontramos con el asistente de mantenimiento de carril, el park assist, el asistente de tráfico trasero cruzado, cuatro cámaras que proporcionan visual de 360º, el avisador de vehículos en el ángulo muerto, avisador de cambio involuntario de carril, freno de emergencia en caso de obstáculo, peatones o ciclistas inesperados, reconocimiento de señales de tráfico………Además en lo que se refiere a infoentretenimiento, es destacable el contar con el reconocimiento de voz, mediante el cual podemos cambiar o buscar emisoras con solo decirlo en voz alta, activar el teléfono, que el GPS nos busque el restaurante más próximo, etc. Es de destacar que el equipo de sonido era de un nivel excelente.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores