Prensa Online - PanamaOn

Hyundai Kona Eléctrico

El Kona Eléctrico, también conocido como Kona EV, es, como su denominación comercial indica, la versión 100% eléctrica del SUV urbano de Hyundai. Se comercializa con dos versiones con diferentes niveles de potencia (136 y 204 CV) y tres niveles de acabado (Klass, Tecno y Style).

24 mayo 2020 |

Un diseño que marca la diferencia

El Kona Eléctrico marca su estética por su distintivo parachoques revestido, que está diseñado para que la aerodinámica sea lo más efectiva posible. Los elementos claves de diseño en el frontal son la parrilla cerrada y los faros gemelos, todos ellos dotados de tecnología LED. Por su parte, los conductos laterales del parachoques frontal cuentan con un diseño específico que permite reducir las turbulencias en la zona del paso de rueda.

La temática del diseño frontal se traslada a la parte trasera con un parachoques y un bisel que se incorpora a las luces LED traseras. También destaca el alerón posterior, que aporta su granito de arena para que la aerodinámica salga ganando, e integra una luz de freno de LED. Todo el conjunto estético queda perfectamente rematado gracias a unas aerodinámicas llantas de aleación de 17 pulgadas, que intentan salvaguardar la eficiencia además de aportar una estética más futurista.

Pero el Kona no sólo plantea diferencias estéticas respecto a las versiones convencionales, también ofrece una carrocería que gana ligeramente en tamaño. De este modo, cuenta con una anchura de 1.800 mm y una altura de 1.570 mm (+20 mm, comparado con el Kona de combustión), y una longitud de 4.180 mm (+15 mm, respecto al Kona de combustión) y una distancia entre ejes de 2.600 mm.

La carrocería está disponible con un techo en dos tonos. La paleta de colores para el exterior incluye un total de siete posibilidades, algunos de ellos disponibles con techo bi-color. Los colores exteriores disponibles son Chalk White, Dark Knight, Tangerine Comet, Ceramic Blue, Pulse Red, Acid Yellow y el nuevo Galactic Grey. Salvo este último, que no tiene ningún coste, el resto son opcionales y su coste varía entre 250 y 480 euros en función del color elegido.

Lógico y convencional

Para decorar el interior, se puede elegir entre un acabado en negro o el nuevo color interior azul y gris de tres tonos. Los asientos están disponibles en una combinación de tela y cuero o 100% cuero.

Una vez dentro del Kona Eléctrico, el protagonismo es para la consola central, que combina todos los botones para facilitar las operaciones de manera intuitiva con el cambio electrónico por botón “shift-by-wire”. Existe un espacio extra para objetos personales que se encuentra bajo la consola central y que resulta muy práctico.

El nuevo cuadro de mandos de alta resolución y siete pulgadas (17,8cm) incorpora los distintos indicadores de medición, tales como el velocímetro, el nivel de carga de la batería, el gráfico del fluido de la energía y modo de conducción para el usuario. Dependiendo del modo seleccionado, el color de fondo y los medidores se adaptan para dar siempre la información más importante y útil al conductor. Adicionalmente y combinado con el head-up display (HUD), se proyecta la información de conducción relevante delante de la persona sentada al volante. Esto permite un procesamiento de la información más rápido, sin perder de vista la carretera. Su resolución y la forma que tiene de mostrar toda la información está muy cuidado.

Con una imagen proyectada de ocho pulgadas (20,3cm), una distancia visual de dos metros y una luminiscencia superior a las 10.000 candelas por metro cuadrado, el head-up display garantiza una óptima visión en diferentes condiciones de iluminación. El ángulo y la altura se pueden ajustar para proporcionar la visibilidad óptima que cada individuo necesita. Una vez activado y a través de un botón situado al lado del volante, el sistema se despliega verticalmente y desaparece en el salpicadero cuando éste no se utiliza. Durante el trayecto, el head-up display aporta una conducción segura, dando información útil, como velocidad, indicaciones del navegador o el nivel de combustible. También da avisos relativos a los sistemas de asistencia a la conducción, como el sistema de asistencia a la frenada de emergencia, el sistema activo de cambio involuntario de carril, el sistema de detección de ángulo muerto, el sistema de reconocimiento de señales de velocidad y el detector de fatiga del conductor. Igualmente proyecta la información relativa al modo de audio seleccionado o de la radio.

El Kona Eléctrico ofrece varias soluciones para un máximo confort a bordo, como los asientos delanteros eléctricos ajustables en ocho posiciones. El conductor se beneficia también de dos posiciones de regulación adicionales para la zona lumbar. Además, los asientos delanteros cuentan con sistemas de ventilación y calefacción, que se pueden regular en tres posiciones para así adaptarse a cada situación de conducción y temperatura. Otro elemento adicional de confort es el volante calefactado. Su tapizado es muy agradable y sus formas permiten que se pueda viajar con un nivel de confort elevado.

El maletero es más que satisfactorio si tenemos en cuenta el segmento que viene a ocupar este coche. Ofrece una capacidad mínima de 322 litros de espacio para equipaje (VDA) y un máximo de 1.114 litros (VDA), un tamaño adecuado para las necesidades diarias. Lo mejor de todo, es que resulta muy accesible, es completamente plano, no tiene formas extrañas ni huecos que resten o dificulten su aprovechamiento. Con los asientos traseros completamente abatidos, queda una capacidad de carga que facilita el transporte de objetos de generoso tamaño.

Conectividad e infoentretenimeinto

El Kona Eléctrico cuenta con funciones avanzadas de conectividad y navegación. Para mejorar la integración del teléfono móvil del conductor, haciendo que el funcionamiento sea más intuitivo y seguro mientras se conduce, este modelo ofrece de serie el sistema de navegación de Hyundai compatible con Apple CarPlay, Android Auto y conectividad Bluetooth. De esta forma, los usuarios pueden controlar sus funciones de música, teléfono o navegación en la pantalla táctil LCD a color de 8 pulgadas (20,3 cm) mientras permanecen enfocados en la carretera. Además, incluye una suscripción gratuita de siete años a los servicios LIVE, que ofrece información actualizada en tiempo real sobre el tiempo, el tráfico y las cámaras de velocidad (donde esté permitido legalmente), además de búsquedas en línea de puntos de interés. El sistema de navegación también presenta mapas en 3D y Lifetime Mapcare exclusivo de Hyundai Motor, con mapas anuales gratuitos y actualizaciones de software incluidas. Para mejorar el funcionamiento del vehículo, el sistema incluye una cámara de marcha con pautas dinámicas. Además, una pantalla de información de siete pulgadas se encuentra en el centro del cuadro de mandos, de serie para toda la gama.

Para asegurarse de que los móviles están siempre cargados, el Kona Eléctrico también cuenta con un espacio de carga inductivo (con estándar Qi) para teléfonos móviles. El proceso de carga del teléfono se puede ver a través de un pequeño indicador. Para asegurarse de que el dispositivo no se queda olvidado en el interior del coche, el cuadro de instrumentos muestra un recordatorio cuando se apaga el coche. Adicionalmente, para mejorar la conectividad de dispositivos, el Kona Eléctrico equipa un puerto USB y una conexión jack AUX. Ambos, muy útiles.

Todo el equipamiento multimedia se completa con el sistema de sonido de alta calidad firmado por KRELL. Éste, incorpora ocho altavoces: dos tweeters de 20 mm, cuatro altavoces medios de 160 mm, un altavoz central de 100 mm y un subwoofer de 200 mm. El amplificador de ocho canales entrega 45 vatios por canal para maximizar la experiencia de audio dentro del coche. Todo ello, permite que la calidad de sonido sea nítida, potente y realmente clara. Muy recomendable.

Dos nieles de potencia

El Kona Eléctrico ofrece movilidad eléctrica pura con dos opciones mecánicas. La versión de mayor autonomía, que cuenta con una batería de 64 kWh, proporciona una autonomía eléctrica de 482 km y un consumo de energía de 14,3 kWh/100 km (según ciclo WLTP). El motor eléctrico desarrolla una potencia de 150 kW (204 CV) que permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos.

Con una capacidad de batería de 39,2 kWh, la versión estándar permite recorrer 312 km con una sola recarga. El motor tiene una potencia de 100 kW (136 CV) y el consumo de energía de tan solo 13,9 kWh/100 km (según ciclo WLTP).

Ambas versiones entregan un par inmediato de 395 Nm, lo que es una experiencia cuando se acelera desde parado, ya que toda la potencia está disponible desde el primer segundo. La versión con batería de mayor capacidad disfruta de una velocidad máxima de 167 km/h, mientras que con la batería estándar la velocidad punta es de 155 km/h.

El cambio electrónico por botón “shift-by-wire” permite operar con el vehículo de manera sencilla, simplemente presionando los botones para seleccionar los modos de conducción. Igualmente elimina el espacio requerido para las conexiones mecánicas de un cambio normal y la transmisión, lo que proporciona espacio adicional de almacenaje en la parte delantera. El nuevo SUV eléctrico del segmento de los subcompactos fabricado por Hyundai también incorpora un freno de mano eléctrico al alcance del conductor.

El 80% de la carga de la batería de polímero de litio sólo necesita 54 minutos para cargarse cuando emplea una toma de carga rápida de 100 kW. Con el cargador de a bordo, de 7,2kW, recargar el coche con corriente normal lleva 9 horas y 40 minutos para el paquete de baterías de autonomía larga y 6 horas y 10 minutos para el paquete de baterías de autonomía corta. Los conductores también tienen la opción de cargar su coche con una toma de corriente compatible, instalada en su casa, usando el cable ICCB. El puerto de carga está localizado en el frontal del vehículo, cerca del logo de Hyundai.

De las dos versiones, la mejor opción es la de mayor potencia. No por prestaciones, sino más bien por la autonomía que proporciona la batería. A priori, es posible que en muchos casos la opción de 136 CV sea suficiente, pero a la larga siempre se estará echando de menos la mayor autonomía que ofrece la variante de 204 CV.

En movimiento, es un coche que sorprende por agilidad y hasta por ofrecer algo de diversión, aunque no es precisamente ligero (1.685 Kg sin líquidos ni ocupantes) y comunicativo. El tacto del freno no es de los que se siente y la dirección resulta algo artificial. No obstante, para un uso normal es un coche cómodo y satisfactorio.

A la última en ayudas a la conducción

El Kona Eléctrico incorpora ofrece un completo menú de ayudas a la conducción: control de crucero inteligente con Stop&Go; sistema de asistencia a la frenada de emergencia con detección de peatones (Forward Collision-Avoidance Assist); sistema activo de cambio involuntario de carril (Lane Keeping Assist); asistente de mantenimiento de carril (Lane Following Assist); detector de ángulos muertos, incluyendo avisador de peligro de colisión por tráfico cruzado trasero (Blind-Spot Collision Warning y Rear Cross-Traffic Collision Warning); detector de fatiga del conductor (Driver Attention Warning); y sistema de reconocimiento de señales de límite de velocidad (Intelligent Speed Limit Warning).

Destaca el control de crucero con asistente de mantenimiento de carril, que mantiene la velocidad y distancia de manera constante con el vehículo precedente, acelerando o frenando el coche de forma automática. Si el tráfico empieza a retenerse, el sistema Stop & Go aplica fuerza de frenado hasta detenerse y vuelve a acelerar a la velocidad requerida tan pronto como la carretera se despejada. Si el vehículo permanece parado durante más de tres segundos, el conductor tiene que activar de nuevo el sistema a través de los controles ubicados en el volante, o bien presionando el pedal del acelerador. El sistema funciona entre los 0 y los 180 km/h. Además, el asistente de mantenimiento de carril permite que el coche esté en el centro de la carretera, actuando sobre la dirección. Trabaja desde parado hasta una velocidad de 150 kilómetros por hora en autovías y vías interurbanas. El LFA y el SCC, de manera conjunta, aseguran la mayor comodidad del conductor.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores