Prensa Online - PanamaOn

Mercedes-Benz C 220 d Coupé

Tiene un comportamiento muy deportivo y un motor diésel de bajo consumo y buen rendimiento. El Mercedes-Benz Clase C Coupé es la versión con carrocería de dos puertas de la Clase C. Hay otras dos; una familiar de cinco puertas y otra de tres volúmenes y cuatro puertas.

21 octubre 2017 |

Su gama estará compuesta por un total de siete motorizaciones (cuatro de gasolina y dos diésel). Nosotros hemos probado la versión diésel menos potente, que responde a la denominación comercial 220 d y que ofrece una potencia máxima de 170 CV .

Con un habitáculo más amplio

La Clase C Coupé ha crecido 95 milímetros en longitud (batalla 80 milímetros más larga) y 40 milímetros en anchura. El mayor volumen del vehículo redunda en una mayor habitabilidad para el conductor y el acompañante. En todas las plazas han aumentado el espacio a la altura de los hombros, la anchura entre codos y la distancia libre sobre el asiento.

En las plazas delanteras la sensación de espacio es muy amplia. El asiento del conductor brinda un reglaje muy amplio en altura, lo que permite que personas de generosa estatura puedan ir con un mayor nivel del confort a los mandos. También es muy útil para todos aquellos conductores de una estatura normal que les guste ir en una posición muy baja.

En las plazas posteriores, tal y como cabe esperar en un coche de este tipo de carrocería, el espacio no es muy amplio en altura y anchura, aunque el espacio para las piernas resulta mucho más amplio que en otros modelos equivalentes de la competencia.

En su interior, las combinaciones cromáticas especiales para la tapicería —marrón ecuestre y porcelana, así como marrón nuez/negro con costuras de adorno turquesa en la Edition 1— atestiguan la exclusividad de la nueva Clase C Coupé. En el caso de nuestra unidad de pruebas, que contaba con el paquete deportivo AMG, el aspecto del interior era oscuro, aunque contaba con inserciones de aspecto metálico.

Tal y como cabe esperar en un coche de este precio y categoría, la sensación de solidez es notoria. Sin embargo, al igual que otros modelos de Mercedes-Benz de última hornada, hay piezas que crujen cuando se hace presión sobre ellas, o bien, cuando se circula por vías en malas condiciones. Adicionalmente, aunque abundan los materiales de buena calidad, hay otros que deberían ser mejores, fundamentalmente si los comparamos con modelos de Mercedes-Benz de anteriores generaciones.

Los asientos son sobresalientes por ergonomía y calidad de materiales y de construcción. Además, también son muy sólidos y permiten que podamos ir con un elevado nivel de confort, sujetando perfectamente el cuerpo en las curvas más pronunciadas.

Su carrocería cuenta con un diseño muy atractivo y deportivo. Nuestra versión, que estaba equipada con el paquete opcional AMG Line, disponía de unos paragolpes y faldones laterales específicos, una parrilla de efecto diamante con pasadores cromados y unas llantas de aleación AMG de 18 pulgadas.

En el habitáculo de la AMG Line se respira un ambiente exclusivo y deportivo, gracias al tapizado de símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA de color negro con costuras de contraste, volante deportivo multifunción con sección inferior plana y pedales deportivos AMG. Las molduras de madera de fresno negro de poros abiertos, combinadas con aluminio en el tablero de instrumentos y en las puertas, resaltan aún más la imagen deportiva.

Otro equipo muy llamativo es el paquete cromado para el interior (equipo opcional), con numerosos elementos ejecutados en cromo plateado, como el reborde del cuadro de instrumentos, los difusores de aire y los tiradores de las puertas.

Deportivo y refinado

El comportamiento de marcha es ágil y muy deportivo. En primer lugar, la suspensión es firme y permite que las reacciones sean directas ante un cambio de dirección sin que se produzcan incómodos balanceos en la carrocería. Por su parte, la dirección, que es más bien directa y ofrece un muy buen tacto, resulta algo lenta cuando maniobramos a bajas velocidades o cuando tiene que autocentrarse en giros pronunciados.

Para ofrecer una dinámica notable, la Clase C Coupé cuenta con un chasis formado por un nuevo eje delantero de 4 brazos con suspensión de las ruedas completamente desacoplada de los conjuntos telescópicos. En el eje trasero se monta un eje multibrazo de 5 brazos que, en teoría, permite una mejor estabilidad direccional.

Su motor diésel de cuatro cilindros en línea, 2.143 cc y 170 CV de potencia máxima transmite mucha calidad. Además, ofrece un rendimiento notable y siempre responde con garantías en todo tipo de situaciones.

Las prestaciones que ofrece este motor se ajustan a lo esperado, dando mayor sensación de rapidez cuando el coche va lanzado, que cuando queremos conseguir una rápida aceleración desde parado o a velocidades muy moderadas.

El consumo de carburante es muy bajo. Tanto es así, que es equiparable al que pueden ofrecer modelos con motorizaciones de una cilindrada y potencia claramente inferiores. Según nuestras mediciones, obtuvimos un registro en ciclo ponderado de 6,8 litros a los 100 kilómetros.

Esta motorización, como era el caso del modelo que pudimos probar, puede disponer de un cambio automático de 9 velocidades -la marca lo denomina 9G-Tronic-. Es un cambio que funciona de una manera sobresaliente, ya que es muy refinado, permite que el cambio de marchas sea muy rápido y, además, esas transiciones se producen de una manera muy suave.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores