Prensa Online - PanamaOn

Los secretos de la atracción sexual salen por fin a la luz

Científicos estadounidenses han descubierto una zona importante en el cerebro humano que es responsable de desencadenar la atracción y de inducirnos a 'notar' al sexo opuesto.

02 febrero 2017 | Publicado : 04:02 (01/02/2017) | Actualizado: 03:03 (02/02/2017)

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte (EEUU) utilizó técnicas en ratones de imagen cerebral profunda, incluida la optogenética, que combina métodos ópticos (destellos procedentes de la luz de un láser) con métodos genéticos. Los resultados han sido publicados en la revista científica Nature.

A través del estudio se pudo localizar el activador de la atracción en el hipotálamo, una estructura evolutivamente antigua ubicada en la parte central del cerebro, que controla las principales funciones corporales, tales como la temperatura, el hambre, la sed y el comportamiento sexual.

Esta zona cerebral es conocida como área preóptica medial (mPOA) —un conjunto específico de neuronas dentro del hipotálamo—. Estudios anteriores revelaron que la mPOA es importante para el comportamiento social y reproductivo en todas las especies de vertebrados —desde los peces hasta los humanos—.

Hasta ahora, no obstante, los científicos no habían sido capaces de determinar si esta zona impulsa la motivación social a través de las conexiones del circuito con los sistemas de recompensa en el cerebro.

Los investigadores expusieron a ratones hembra a la orina de ratones macho, lo cual estimuló una mayor actividad en un gran número de neuronas en el área preóptica medial. Asimismo, se detectó que estas neuronas respondieron más fuertemente a la orina de los ratones macho cuando las hembras poseían altos niveles circulantes de estrógeno o una combinación de estrógeno y progesterona. Esto ocurre antes de que los roedores se vuelvan fértiles.

"Esto sugiere que ciertas neuronas en el celebro pueden estar especializadas en preferir recompensas sociales a recompensas no sociales, y que el procesamiento de señales sociales es sensible a hormonas circulantes", comentó Jenna McHenry, doctora asociada de investigación postdoctoral de la Universidad de Carolina del Norte.

Las técnicas de microscopía convencionales solo permiten obtener imágenes de células cerebrales en ratones despiertos y son capaces de visualizar solo una fracción de milímetro por debajo de la superficie del cerebro. La mPOA, en cambio, se ubica a unos milímetros de profundidad, por lo que los investigadores habían de recurrir a minúsculas lentes tubulares conectadas desde su microscopio al área preóptica medial del cerebro de los roedores.

Posteriormente, emplearon una técnica de imágenes de calcio de dos fotones, con la cual consiguieron visualizar la actividad de las neuronas de la mPOA en ratones hembra despiertos. Además, para mejorar la precisión, los científicos trabajaron con roedores genéticamente modificados para poder capturar imágenes solo de sus neuronas en la mPOA.

"De esta manera, podíamos tomar imágenes de los ratones un par de veces a la semana y encontrar las mismas células en las que anteriormente registramos la actividad cerebral", expuso Garret Stuber, profesor asociado de Psiquiatría y Biología Celular y Fisiología.

A través de la optogenética y la utilización de haces de luz, el equipo estimuló artificialmente la actividad de las neuronas de la mPOA. Esta estimulación desencadenó la liberación del neurotransmisor de dopamina de la parte del cerebro conocida como área tegmental ventral. La dopamina ayuda a controlar los centros cerebrales de recompensa y placer.

Los ratones —tanto machos como hembras, cuyas neuronas fueron estimuladas artificialmente— se acercaron a otros del sexo opuesto. Así, los científicos llegaron a la conclusión de que las neuronas de la mPOA contribuyen a que se impulse la atracción hacia un potencial compañero.

Aparte de su impacto neurológico, la investigación tiene implicaciones para la ansiedad, la depresión y los trastornos mentales, que pueden ser desencadenados en mujeres por los cambios en los niveles hormonales.

"Aunque los cambios de motivación relacionados con las hormonas son importantes para el apareamiento o el comportamiento maternal en ratones hembra, algunos cambios hormonales atípicos en mujeres parecen tener su origen en los trastornos de humor reproductivos, tales como la depresión posparto", concluyó.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores