Prensa Online - PanamaOn

Medio Ambiente

Primeros mapas de la 'defaunación' por esta actividad

La caza se ceba con los mamíferos de los bosques tropicales intactos

Allí donde la deforestación aún no ha hecho mella, la caza merma las especies de mamíferos de las selvas tropicales. Un equipo de científicos ha estimado por primera vez el impacto de la caza y muestra que esta actividad reduce en un 40% las poblaciones de grandes mamíferos en los trópicos.

16 mayo 2019 | Publicado : 15 may 2019 - 10:31 | Actualizado: 16 may 2019 - 01:33

La principal amenaza de la biodiversidad mundial es la deforestación. Los cambios en el uso del suelo y la fragmentación de hábitats que genera están provocando una ‘defaunación’, es decir una pérdida de especies, sin precedentes. Pero aún quedan algunos bosques tropicales prístinos en lugares remotos, donde la tala descontrolada no ha hecho acto de presencia.
Primeros mapas de la 'defaunación' por esta actividad

Solo un 20 % de las selvas permanecen intactas, o al menos no han sufrido talas selectivas o han sido deforestadas
En estas zonas del trópico, solo un 20% de las selvas permanecen intactas, o al menos no han sufrido talas selectivas o han sido deforestadas. Un estudio, publicado en la revista PLoS Biology, muestra que, a pesar de la aparente falta de perturbaciones, la caza está afectando, en silencio, a los mamíferos.

“En estas áreas, la caza puede estar produciendo importantes declives en las poblaciones de mamíferos, y por tanto la cobertura forestal por sí sola no puede ser el único indicador sobre el grado de preservación de ecosistemas tropicales”, manifiesta a Sinc Ana Benítez-López, en la actualidad investigadora en la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y autor principal del trabajo.

Tras estimar el impacto de la caza, los autores revelan que las especies más amenazadas por la caza son las de tamaño medio (los primates) y, sobre todo, aquellas de gran tamaño. “Por ejemplo grandes herbívoros y carnívoros como elefantes, ungulados, tapires, jaguar y algún insectívoro como el pangolín gigante, muy demandado por la medicina tradicional china”, indica Benítez-López.

Los nuevos mapas generados muestran que en el caso de las especies de tamaño mediano (de más de un kilo) el declive producido por la actividad cinegética es del 27%. En el caso de las especies de gran tamaño (de más de 20kg), el porcentaje asciende a 40%.

“Hay zonas donde la mayoría de las especies podrían tener poblaciones reducidas al 70% o más como en África occidental”, advierte la investigadora. Áreas como África oriental, África central, América central, y el sureste asiático (Tailandia, Malasia y suroeste de China) están también amenazadas ya que son cada vez más accesibles.

“Hay más asentamientos humanos y carreteras y hay una creciente densidad de población humana, y por tanto mayor demanda de carne de caza y piel, cuernos y otros productos derivados de animales cazados”, informa la investigadora.

Monitorizar una actividad indetectable
A diferencia de la deforestación, la actividad cinegética es indetectable por métodos de localización remota, además de costosa. Por eso, en vastas áreas de los trópicos, afectadas por conflictos locales o inaccesibles, se desconocía los efectos de la caza en los mamíferos.

A diferencia de la deforestación, la actividad cinegética es indetectable por métodos de localización remota, además de costosa
Para identificar las áreas donde se espera que los impactos de la caza de mamíferos sean más altos, los científicos usaron la información disponible en más de 160 estudios locales que estudiaron cerca de 300 especies y se basaron en unas 3.200 estimaciones de datos sobre la abundancia de mamíferos en los últimos 40 años. Así pudieron proyectar por primera vez patrones espaciales de la ‘defaunación’ de mamíferos inducida por la caza en los trópicos.

El objetivo fue “construir un modelo predictivo basado en los principales indicadores de presión de caza, y luego reproyectarlo en todo el trópico para poder mapear zonas que estén potencialmente bajo presión cinegética”, aclara Benítez-López.

Gracias a la información obtenida en su estudio, los autores pretenden contribuir a elaborar planes de conservación más efectivos en estos bosques, que deberían ser prioritarios, pero teniendo en cuenta las necesidades de las comunidades locales que dependen de la carne de caza para su subsistencia.

“Además, hemos puesto de manifiesto que algunos bosques tropicales que parecen intactos según las imágenes satélite, podrían estar parcialmente defaunados por la caza”, señala a Sinc. La eliminación de ciertas especies podría también provocar efectos cascada en el resto del ecosistema.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaon.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaon.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

Presentación

Wetlands International en Latinoamérica y el Caribe
Wetlands International cuenta con un Programa para Latinoamérica y el Caribe, el cual se desarrolla a partir de sus dos oficinas localizadas en Buenos Aires (Argentina) y en la Ciudad de Panamá (Panamá).

Misión y Visión
Nuestra Misión es "Preservar y restaurar los humedales, sus recursos y biodiversidad".

Nuestra Visión
Si se los compara con otros biomas, los humedales hacen una contribución significativamente alta a la biodiversidad mundial. Sin embargo, la tasa de pérdida y deterioro de los humedales se está acelerando en muchas regiones del mundo. Las acciones para la conservación y uso racional de los humedales pueden hacer una contribución significativa a la conservación de la biodiversidad, al desarrollo sostenible y la mitigación de la pobreza, mediante la salvaguarda de las especies que dependen de los humedales, de recursos hídricos de mucho valor, y de otros productos y servicios de los humedales.

Creemos que el bienestar espiritual, físico, cultural y económico de la gente depende de la salvaguarda y restauración de los humedales a nivel mundial. Consideramos que se le debe otorgar una mayor preeminencia a su conservación y uso racional como una contribución al desarrollo sostenible. Son necesarias una mejor gobernanza y acciones concertadas por parte de todos los sectores sociales, desde el nivel mundial al local, para mantener los humedales y su variedad de valores y servicios, para las generaciones presentes y futuras.

Nuestra visión a largo plazo es que los humedales y los recursos hídricos se conservan y gestionan teniendo en cuenta toda la gama de sus valores y servicios, para beneficio de la biodiversidad y del bienestar humano.

Valores básicos
En el trabajo a través de todas nuestras oficinas y con nuestros asociados mantenemos los siguientes valores básicos:

Nuestro trabajo tiene validez a nivel mundial
Nuestro trabajo tiene sólidas bases científicas e incorpora el conocimiento tradicional
Trabajamos mediante asociaciones y con una amplia gama de distintos sectores
Respetamos los valores tradicionales
Trabajamos de manera transparente y rendimos cuenta de lo que hacemos.

Panamá
La oficina de Panamá inicio sus actividades en septiembre del 2008 y está localizada actualmente en la Ciudad del Saber. Esta oficina se enfocará en proyectos dirigidos a mantener y mejorar los medios de vida de los pobladores en áreas de humedales, como la reducción del riesgo a desastres en areas vulnerables.

Julio Montes de Oca, Jefe de la Oficina Regional en Panamá

Eventos