Prensa Online - PanamaOn

SEAT Ateca FR 2.0 TSI 190 DSG 4 Drive

El primer SUV de la marca, el Ateca, que ahora ya tiene otros dos hermanos, uno más pequeño y otro más mayor, se ha consolidado como uno de los modelos más solicitados dentro de su segmento y que con su última versión FR, la más deportiva y potente, seguro que aumentará el número de clientes.

08 abril 2019 |

Efectivamente está versión FR le añade al bien logrado diseño del Ateca, unos toques deportivos que le hacen más atractivo y hasta juvenil. Estos detalles, además de las siglas FR situadas en la negra parrilla, enmarcada por un brillante cromado y en el portón, junto a las siglas 4 Drive, que indica que se trata de un tracción integral. Otros signos identificatorios se centran en los bordes de los pasos de rueda que en lugar de negros, están pintados en el mismo color de la carrocería, así como los paragolpes específicos y sus respectivos spoilers. Por su parte las llantas tienen un llamativo diseño y son de 19”. También destacan elementos cromados que resaltan su carácter SUV, situados en los spoilers delantero y trasero, así como en la parte baja de los laterales, que recorren ambas puertas.

El resto de la carrocería del Ateca es ya sobradamente conocido, con unas formas muy proporcionadas se miren por dónde se miren, un frontal que adopta la calandra típica de la marca, presidida por su generosa S de SEAT para que no ofrezca dudas sobre su procedencia. Una gran entrada de aire bajo ella de color negro satinado y aún más abajo un falso, pero llamativo protector de cárter y a cada lado él los grupos ópticos antinieblas en un cubículo en el que parte de él se reproducen los rasgos de nido de abeja de la entrada de aire central. Todo ello hace que realmente el frontal transmita un alto grado de solidez y moderno diseño. Como es lógico también contribuyen a ello los originales faros Full leds enmarcados por la luz de día (Con led continuado) que los recorre casi en su totalidad. El capó dispone de unas atractivas y esculpidas nervaduras rectilíneas, como son en general todas las del coche, tanto si recorren la carrocería en toda su longitud, como en el panel trasero. Por su parte la trasera está dominada por los grupos ópticos de generoso tamaño, que disponen de tecnología leds. La luneta, siguiendo el diseño general del coche, igualmente evita las curvas y tiene sus formas rectilíneas. El amplio portón se puede abrir con un movimiento del pie bajo el paragolpes y el aparente difusor de aire de aspecto aluminio. El doble escape está situado en el lado izquierdo de dicho difusor.

El interior combina un carácter elegante con cierto aire deportivo y dinámico y transmite una gran sensación de solidez y seguridad. Nada más abrir las puertas delanteras resaltan las estriberas de aluminio con el logo FR, el volante deportivo multifunción forrado en cuero con costuras en rojo y de nuevo el logo FR, mientras que en el suelo los retrovisores exteriores iluminan la zona de las puertas y proyectan el nombre y la silueta del Ateca, para que tanto conductor como acompañante vean las superficies donde pisan. El salpicadero es de color negro, los asientos de diseño deportivo y están tapizados en tejido Alcantara®, también de color negro, mientras que los pedales son de aluminio. El habitáculo del Ateca es de los más amplios de su categoría, por no decir el que más y ofrece un envidiable espacio, tanto para las plazas delanteras como para las traseras y en lo que respecta al maletero su capacidad es de 485 litros, algo menos que los modelos con solo tracción delantera, pues el acoplamiento Haldex de la tracción integral ocupa su sitio, pero el espacio se pueden ampliar notablemente al abatir el asiento trasero. El maletero tiene cuatro argollas a las que sujetar una red, una luz bien colocada (está en el lateral izquierdo, en una posición alta, justo por debajo de la bandeja), dos ganchos para bolsas y unos tiradores para abatir los respaldos traseros o el asiento en su totalidad.

Ahora bien, un diseño exterior tan atractivo se merecía uno para el interior que también pudiera presumir de creatividad, pues es demasiado sencillo, si bien los materiales empleados tienen una buena calidad y los encajes se puede decir que son igualmente buenos, pues a lo largo de la prueba no hemos detectado ninguna vibración. El sencillo salpicadero dispone, por el contrario de un exclusivo cuadro de instrumentos, el Digital Cockpit, que realmente es una pantalla de 12,3 pulgadas, similar a la de otros modelos avanzados del Grupo. La visera que protege los indicadores se prolonga levemente sobre la consola central que contiene una pantalla táctil de buenas dimensiones (8 “) y las correspondientes salidas de aire a cada lado de ellas. Un poco más abajo nos encontramos con los interruptores y más abajo los mandos del climatizador. El sistema multimedia Radio System Media Plus es muy bueno, por su funcionamiento y por su sencillez de uso.

La gama de sistemas de asistencia al conductor es amplísima y entre ellos podemos destacar el Traffic Jam Assist, una función de asistencia que ofrece un mayor confort en situaciones de tráfico con paradas intermitentes frecuentes. En retenciones de tráfico, el Ateca maniobra, acelera y frena automáticamente dentro de los límites del sistema. A una mayor velocidad, hasta aproximadamente 60 km/h, el sistema proporciona asistencia con control de velocidad y mantenimiento del carril. Una nueva función de seguridad es la denominada Emergency Assist, con la que, si el conductor permanece inactivo durante cierto periodo de tiempo, el vehículo envía una advertencia, primero visual y luego acústica, seguida finalmente por una pulsación breve de los frenos. Si todavía no hay ninguna reacción, el vehículo se detiene hasta pararse sin salirse del carril. Otros equipamientos destacados son el control de crucero adaptativo (ACC) con sistema de vigilancia Front Assist, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, la detección de ángulos muertos, el asistente de salida del aparcamiento o la vista superior, etc.

Aunque hay otra versión menos potente, igualmente TSI, para la prueba hemos utilizado la que monta el motor de dos litros TSI de gasolina e inyección directa, que proporciona una potencia de 190 CV a 4.200/6.000 r.p.m. y un par de 320 Nm entre las 1.450 y las 4.200 r.p.m. Es un motor que francamente nos ha gustado, es silencioso y brioso sobre todo si le sube de vueltas, capaz de llegar a los 212 km/h y una aceleración de 0 a 100 de 7,9 segundos. Una importante característica de esta moderna mecánica, es que dispone de las más avanzadas tecnologías, como es el sistema de desactivación de cilindros en función de las exigencias que se requieran del motor, lo que redunda positivamente en el consumo y el nivel de las emisiones, situándose en unos 6,7 litros a los 100 km. Acompañando al motor se monta una caja de cambios automática (DSG) de 7 velocidades, cuyo funcionamiento es sumamente eficaz y suave.

El comportamiento es desde luego de lo más noble y seguro, pues a pesar de tener el centro de gravedad algo más alto que el de un León, con el que comparte plataforma, el Ateca se conduce como un turismo, ágil en zonas viradas y muy manejable en la circulación por ciudad, pues además la visibilidad es muy buena en todas las direcciones. Las suspensiones, con McPherson delante y rueda tirada detrás, cumplen perfectamente con la doble función de proporcionar agarre y seguridad y un alto grado de comodidad para los ocupantes, aunque en esta versión FR se hayan endurecido un poco las suspensiones.

Un poco más atrás de la palanca selectora de las 7 velocidades de la caja DSG automática, existe una rueda (SEAT Drive Profile), mediante la cual el conductor puede elegir entre varios modos de conducción, Normal, Sport, Eco, Individual, Nieve y Montaña. Según el modo elegido, varia el comportamiento de la dirección, la respuesta del acelerador y la rapidez con la que se cambian las marchas de la transmisión. Aunque el Ateca no es un todoterreno puro, su tracción a las cuatro ruedas le permite superar ciertos obstáculos fuera de la carretera, siempre que no sean muy escabrosos, pues los neumáticos que monta, no son los más adecuados para ir por el campo y su altura no es excesiva. De todas formas se puede circular sin problemas por pistas o caminos con terreno desigual.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores