Prensa Online - PanamaOn

Maduro se hace evangélico

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que cada vez hay menos católicos en su país, mientras se incrementa el número de evangélicos.

18 enero 2020 |

"Si yo les dijera los datos que tenemos de cómo el pueblo, papa Francisco, querido papa Francisco, cómo el pueblo de Venezuela ha ido abandonando el catolicismo, ya casi el 40% del pueblo se declara evangélico, antes era el 3%", apuntó el presidente Maduro en una transmisión del canal estatal Venezolana de Televisión.

A su juicio, la tendencia surgió en los últimos años debido a que los obispos de la Iglesia Católica han tomado un rumbo político, y señaló a la Conferencia Episcopal Venezolana de haberse transformado en un partido.

A Maduro no le gusta la critica que realiza la Iglesia y la labor social para con el pueblo venezolano,  sostuvo que los representantes de la Iglesia Católica faltan el respeto a los venezolanos cuando invitan a participar en actos de esa religión a líderes políticos, como ocurrió el pasado 15 en la celebración de la Virgen de la Pastora, en el estado Lara (oeste), la festividad que atrae a cerca de 4 millones de personas.

Sin embargo, las últimas dos conmemoración estuvieron marcadas por la participación del dirigente opositor Juan Guaidó, lo que de acuerdo con Maduro ha provocado rechazos, pero la realidad es que Venezuela es un pueblo sitiado por el egoísmo del gobierno, señala obispo durante la citada celebración de la Virgen de la Pastora.

Durante la homilía, Mons. Basabe El Prelado centró su reflexión en una comparación entre el pueblo de Israel, convertido en muralla de contención contra el avance de las fuerzas de Nabucodonosor, y Venezuela.

“El antiguo pueblo del que se nos habla en la primera lectura, es hoy el pueblo venezolano entero, un pueblo sitiado, un pueblo al que se le quiere reducir a la postración, negándole lo más básico para su vida”, señaló el Prelado, en referencia a los continuos cortes del servicio eléctrico, la carencia de agua potable y la muerte de niños y ancianos por enfermedades.

Mons. Basabe enfatizó que el país está “sitiado por una violencia institucional que persigue, que encarcela, que destierra al que disiente del status quo y promueve cambios en la dirección del país”.

El Prelado encaró al Gobierno, señalando que las ciudades están destruidas por “la decidía y la ineficacia de unos gobernantes que solo ponen en el primer lugar de sus opciones sus ansias de poder, de dominio, y de enriquecimiento mal habido, y se olvidan de trabajar por el bien común para el cual les fue otorgada la confianza de gobernar”.

También recordó las persecuciones políticas del Gobierno de Nicolás Maduro y la mala situación laboral que atraviesan maestros, médicos y enfermeras, que realizan “actos de magia” para desempeñar su profesión.

Finalmente, el Prelado criticó a las fuerzas armadas del país, que juraron defender al país entero y a sus ciudadanos, y hoy políticamente parcializados oprimen al mismo pueblo “cuando este clama por sus derechos y por justicia”.

Todo esto y más hace que Maduro se sienta más evangélico que católico. Pues no le agrada la verdad.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores