Prensa Online - PanamaOn

Administración ecuatoriana busca reestablecer el orden ante ola de protestas antigubernamentales

El Gobierno de Ecuador dijo este miércoles que centra sus esfuerzos para restablecer el orden en el país, escenario de una huelga nacional de sectores sociales, indígenas y sindicatos, en unas protestas que cumplen una semana de intensos reclamos contra la administración nacional.

10 octubre 2019 |


Una gran manifestación inició este miércoles a las 08:00 hora local cuando comenzaron a concentrarse, en Quito, la capital del país, las centrales sindicales de trabajadores, y posteriormente, miles de indígenas, quienes por separado marcharon hacia el centro histórico de la ciudad.

A su paso, se registraron enfrentamientos con la fuerza pública, que acordonó la zona con barricadas para contener a los manifestantes.

El blindaje de la policía y las fuerzas armadas impidió que los manifestantes lleguen a la Plaza de la Independencia, donde se encuentra el Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia, resguardado por fuerzas militares.

La situación llevó a los indígenas a regresar a su punto de partida, el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en el centro norte de Quito, donde están concentrados desde el martes.

Mientras tanto, los sindicatos extendieron su protesta hasta la noche, pero al final se dispersó después de que la policía los desalojó de la zona.

Los manifestantes exigen al gobierno que derogue un decreto que eliminó los subsidios a las gasolinas y al diésel, lo que elevó los precios de los combustibles.

Además, rechazan reformas fiscales, tributarias y laborales, acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de un acuerdo crediticio por 4.200 millones de dólares.

El presidente, Lenín Moreno, quien ha descartado revisar las medidas de ajuste, regresó la tarde de este miércoles a Quito luego de que el pasado lunes trasladó la sede del Gobierno a la ciudad de Guayaquil (suroeste), ante la llegada masiva de indígenas.

A su llegada, el mandatario dijo que recibió un reporte de que "las marchas se desarrollan con normalidad" y señaló que "sin duda alguna, esto se va a solucionar muy pronto".

"Hermanos indígenas, me alegra que hayan separado de sus manifestaciones pacíficas, a los elementos perniciosos", agregó Moreno en referencia a sectores que, a su juicio, buscan desestabilizar a su gobierno.

La noche de este miércoles, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, resumió que el país vive "momentos de tensión" y señaló que la fuerza pública está "enfrentando escenarios complicados" por la violencia y el vandalismo registrados durante las jornadas de manifestaciones, que este miércoles cumplieron su séptimo día.

"Nadie puede decir que ha sido una jornada exitosa (la de hoy miércoles). Cuando hay hechos de violencia y nos enfrentamos los ecuatorianos nadie gana", apuntó Romo tras señalar que el éxito es recuperar la normalidad y la convivencia pacífica.

Detalló que hasta ahora no se registran muertos por enfrentamientos con la fuerza pública, que ha desplegado 50.000 policías y 24.000 militares para atender la emergencia.

Además, indicó que 360 civiles han recibido atención médica por problemas respiratorios durante las protestas, que se han focalizado en Quito y Guayaquil.

Sin embargo, durante los siete días de protestas se contabilizan 714 detenidos y 86 policías heridos, precisó Romo.

En medio de este escenario, el gobierno ratificó la disposición al diálogo con los actores involucrados en las manifestaciones, que se han visto marcadas por saqueos, actos vandálicos y la toma de la infraestructura hidrocarburífera en la Amazonía (este).

El secretario general de la Presidencia, José Agusto, dijo a la prensa local que se han iniciado las "primeras conversaciones" con varias organizaciones indígenas, sindicales y sociales con miras a solucionar la situación.

"Hay reuniones preliminares, no negociaciones", aclaró.

El Sistema de Naciones Unidas en Quito confirmó que junto con la Iglesia Católica ha mantenido "reuniones preliminares, no negociaciones" con esos colectivos "para restablecer la paz y evitar una escalada mayor de la confrontación" en Ecuador.

El organismo precisó que esto se da a pedido del gobierno ecuatoriano en un intento de bajar las tensiones y señaló que Naciones Unidas está dispuesta a colaborar como facilitador de un proceso de diálogo entre las partes.

Entre tanto, los gobiernos de Chile, España, Honduras, Uruguay, Panamá y República Dominicana ratificaron su respaldo al presidente Moreno, a través de comunicados en los que, además, deploraron los actos de violencia que se han registrado durante las manifestaciones.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores