Prensa Online - PanamaOn

México revisa acuerdo migratorio con EEUU tras escalar detenciones a cifra récord

El Gobierno de México llegó al plazo de revisión del acuerdo migratorio con Estados Unidos, que se cumple mañana lunes, con la cifra mensual de remisiones de migrantes antes las autoridades más alta del siglo.

22 julio 2019 |


Un total de 29.153 migrantes fueron presentados ante el Instituto Nacional de Migración (INM) durante junio tras entrar de manera irregular a México y ser detectados, según datos que esa agencia proporcionó a Xinhua.

La cantidad de remisiones en junio, cuando el Gobierno mexicano reforzó la aplicación de la ley migratoria en el país tras el pacto con Washington, es la mayor para un solo mes desde que el INM comenzó en 2001 a publicar estadísticas mensuales y anuales.

Según los registros de la agencia migratoria, la cifra de junio de este año triplicó la del mismo mes de 2018, cuando 9.577 migrantes irregulares, en su mayoría centroamericanos, fueron detectados en territorio mexicano.

Los dos Gobiernos acordaron el 7 de junio mayores medidas para controlar la migración irregular, luego de que el flujo de centroamericanos que llegan a Estados Unidos a través de México se disparó este año y en mayo llegó a su cifra más alta en una década.

El pacto se concretó tras apresuradas negociaciones ante la amenaza del presidente Donald Trump de cobrar un arancel general y gradual a las importaciones mexicanas, como una especie de inédita sanción porque se quejaba de que México no frenaba la oleada de centroamericanos.

Un primer plazo de 45 días se fijó para revisar los resultados de las acciones emprendidas por el Gobierno mexicano y si para Washington no son suficientes se retomarían conversaciones sobre otras medidas, como la posibilidad de que México se convierta en tercer país seguro.

A un día del plazo, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se reunió hoy con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en la capital mexicana para abordar la situación.

Según un comunicado de la Cancillería, Pompeo reconoció los avances de los operativos en México y Ebrard puntualizó que no consideraba necesario iniciar negociaciones sobre un acuerdo de tercer país seguro, algo que requeriría pasar por el Congreso mexicano.

"Nosotros hemos cumplido", adelantó Ebrard el viernes a periodistas durante una visita a El Salvador.

Luego del pacto, México desplegó miles de soldados y oficiales de la nueva Guardia Nacional para apoyar a los agentes del INM en la detección de migrantes, principalmente en la frontera sur con Guatemala y en las rutas que emplean para dirigirse al norte del país.

La mayor vigilancia redituó en el hallazgo de casi 972 migrantes en promedio diario durante junio, un 27,2 por ciento más que en mayo, lo mismo en hoteles o brechas de la frontera sur que hacinados en remolques de tractocamiones cuando eran transportados por traficantes.

"No me va a extrañar que México sea avalado, espero que en esta reunión México reciba un beneplácito. Ya lo adelantó el presidente Trump", dijo a Xinhua el diplomático retirado y director de la fundación promigrante "América Sin Muros", Bernardo Méndez Lugo.

Trump celebró a inicios de julio que México estaba haciendo "un gran trabajo", luego de que las autoridades migratorias estadounidenses reportaron un desplome de casi 30 por ciento de las detenciones de migrantes en su frontera en junio con respecto a mayo.

Méndez Lugo apuntó que el acuerdo está controlando el flujo pero pinta un panorama desalentador para los migrantes porque no solo salen de sus países por pobreza, también lo hacen por estragos de violencia o cambio climático.

México incrementó también en junio las deportaciones a su cifra mensual más alta desde 2006, mientras que Estados Unidos restringió esta semana en mayor medida el acceso a peticiones de asilo para los migrantes que cruzan la frontera común.

El Gobierno mexicano impulsa el Plan de Desarrollo Integral en Centroamérica para atacar las causas de la migración, pero Méndez Lugo advirtió que no parece que se esté incorporando al programa a empresarios, congresistas y activistas de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Tampoco se percibe que la estrategia lleve componentes para acotar a las pandillas que extorsionan y amenazan inclusive desde cárceles en El Salvador u Honduras, subrayó el excónsul mexicano en varias ciudades estadounidenses y centroamericanas.

"La solución va a estar en un acuerdo regional muy enfocado al arraigo, buscar fórmulas que no sean de larga espera para que las personas puedan permanecer en sus lugares de origen", expuso.

Para la profesora investigadora del Colegio de México (Colmex), Claudia Masferrer, los resultados mostrarían que el acuerdo se está cumpliendo pero aseguró que será difícil mantener el control del flujo sin medidas a mediano y largo plazo.

Un análisis del Colmex y del Migration Policy Institute (MPI) aconseja que vías legales para trabajo temporal o permanente y para reunificación familiar en Estados Unidos deben contemplarse para reducir la migración irregular, que conlleva riesgos a la vida, dijo a Xinhua la experta.

"Hay evidencia que muestra que cuando hay vías legales para migrar la migración irregular se reduce porque las personas están muy conscientes de estar en un país sin un estatus", agregó la coordinadora del Seminario de Migración, Desigualdad y Políticas Públicas de Colmex.

Masferrer subrayó que Estados Unidos tendría que agilizar los procesos de asilo y que éstos sean justos para que los migrantes que necesitan protección no permanezcan en un limbo legal, como ocurre actualmente.

La Administración de Trump ha devuelto a México a casi 20.000 migrantes que pidieron asilo a Estados Unidos tras cruzar la frontera para que aguarden en territorio mexicano su proceso, en una medida sin precedentes que inició en enero y extendió en junio tras el pacto.

Los migrantes esperan su cita ante los tribunales estadounidenses, en ocasiones programada para dentro de 18 meses, en ciudades mexicanas fronterizas con problemas de violencia e inseguridad, como Ciudad Juárez o Tijuana.

El plan de desarrollo para Centroamérica planteado tardaría tiempo en tener un impacto en la migración, por lo que junto con procesos de asilo justos y más vías legales se requiere fortalecer las agencias migratorias y enfrentar las redes de tráfico, abundó Masferrer.

"Nos preocupa que la creación de estas poblaciones en limbos legales, sociales y económicos en la frontera sean aprovechados por coyotes o crimen organizado (...) Es complicado planear una vida cuando no se sabe dónde se va a vivir en el futuro próximo", dijo la académica.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores