Prensa Online - PanamaOn

Central Fiduciaria, S.A.

La ley 591 que penaliza con cárcel la evasión fiscal

Se aprueba el proyecto de Ley 591 que actualiza el sistema fiscal panameño y considera la evasión de impuestos como un delito precedente del blanqueo de capitales, penado con entre 2 y 5 años de cárcel.

04 febrero 2019 |

La Asamblea Nacional aprobó el pasado martes 29 de enero en tercera y definitiva discusión el proyecto de ley por el cual se formó el Código Penal y el Código Fiscal.

Esta nueva normativa supone un cambio fundamental en la estructura de la gestión tributaria de Panamá, poniendo a nuestro país en la misma línea de exigencia que la mayoría de los países occidentales.

Siempre ha existido el mito a nivel mundial de que en Panamá evadir impuestos no conlleva sanciones; en realidad la sanción que venía estipulada en el Código Fiscal era esencialmente una multa económica.

Panamá lleva intentando, desde el gobierno de Roberto F. Chiari, profesionalizar la gestión y cobro de tributos. La Dirección General de Ingresos fue creada para ese efecto pero estos intentos siempre se han visto truncados por las distorsiones políticas de cada gobierno posterior.

El hecho de que el proyecto de ley 591 haya salido adelante significa que se pone un punto de partida para conseguir este objetivo, ya que judicializa la gran evasión fiscal, la de al menos US$300,000 en un año fiscal y no solo la eleva a la categoría de acción delictiva sino que también la establece como un delito precedente para el blanqueo de capitales.

Lo establecido en la ley “no representa ninguna amenaza para los pequeños y medianos contribuyentes, pues castigará penalmente al contribuyente de grandes montos que afecta al fisco, y por consiguiente al país”, sostuvo la titular del Ministerio, Eyda Varela de Chinchilla.

Este último punto es el que tiene mayor trascendencia, ya que obliga a Panamá a cooperar con otros países en la persecución de la evasión fiscal y, a la vez, enjuiciar a todas aquellas personas que facilitaron intencionadamente esa evasión fiscal.

Según Guillermo Cabanellas, la evasión fiscal es: “Acto o maniobra destinado a incumplir ilícitamente con las obligaciones impuestas por las leyes tributarias”. Esta frase no hace referencia a la morosidad en el pago de impuestos, sino al ocultamiento, simulación o manipulación con el objetivo de reducir el pago de impuestos más allá de lo que la ley permite.

Es esa manipulación o el ocultamiento lo que incurre en blanqueo de capitales porque ese dinero evadido debe ser blanqueado para justificar su procedencia.

Según la CEPAL, en el año 2015 la evasión fiscal ascendió a US$340,000 millones de dólares. Las actividades ilícitas forman parte de la mayoría de este monto económico, sin embargo, cabe considerar que esas actividades también producen ingresos que son objeto de evasión fiscal.

Con esta nueva situación y gracias a la tipificación de la evasión fiscal como delito precedente de blanqueo de capitales, es más sencillo la desmantelación de redes de corrupción y crimen organizado que afectan a Panamá.

Sirva este artículo para hacer un poco de historia y establecer un símil recordando que el famoso mafioso de Chicago Al Capone fue condenado a 11 años de prisión por evasión fiscal, y lo fue a gracias a las leyes federales que promulgó Estados Unidos en el año 1927.

Esta legislación representa un cambio profundo que mejora la imagen de Panamá ofreciendo una plataforma de servicios y productos financieros legales y con excelentes incentivos fiscales.

Este puede ser un modelo similar al de Irlanda que gracias a unas tasas impositivas bajas consiguen atraer inversiones favoreciendo la generación de riqueza para el país.

Esta nueva óptica es completamente lícita, y dista del diseño de esquemas con transacciones simuladas que favorezcan la ocultación de patrimonio o disminución ilegal de impuestos que una corporación o persona tuviera que pagar.

El reto actual para la República de Panamá es seguir velando por la persecución de la evasión fiscal en cualquier forma o tipo y combatir el blanqueo de capitales fruto de esa actividad ilícita sin el devenir o injerencia de cualquier gobierno presente o futuro. Este nuevo marco supone un salto adelante para la mejora de la imagen del país como paraíso fiscal y pone el foco en la atracción de inversores que traigan riqueza y prosperidad a nuestra nación.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores