Prensa Online - PanamaOn

Legendario Medias Rojas de Boston, nuevo rey de béisbol en EE.UU.

Otro ascenso a la cúspide de uno de los equipos emblemáticos de las Grandes Ligas de béisbol estadounidense puso el sello distintivo a la Serie Mundial de la temporada 2018, repleta de disímiles emociones.

04 noviembre 2018 |


Como acreedor de los máximos honores se erigió Medias Rojas de Boston, cuya celebración se desató tras un ponche del inusual cerrador Chris Sale a Manny Machado, cuarto bate de Dodgers de Los Ángeles, elenco víctima por segundo año seguido en la crucial pugna.

Ese out por la vía de los strikes fue el número tres ante igual cantidad de adversarios del estelar zurdo, líder del staff de abridores de su conjunto, previo al cierre del certamen.

La decisiva disputa terminó en cinco partidos y los flamantes monarcas comenzaron a festejar el título sobre el terreno del Dodger Stadium, donde lograron éxitos de 9-6 y 5-1 en el cuarto y el último desafío.

Tales triunfos, después de la derrota 2-3 en el duelo más largo de cualquier Clásico de Otoño con 18 episodios y siete horas y 20 minutos de duración, se sumaron a los conseguidos inicialmente en el legendario Fenway Park con pizarras de 8-4 y 4-2.

Con la conquista de la máxima gloria del 'Big Show', Boston, el primer rey bajo el nombre de Americanos en 1903, cuando comenzaron las series mundiales, se agenció su diadema número nueve.

Dicha cifra es superada solamente por los registros de Yankees de Nueva York, el máximo vencedor y dueño de 27 cetros, el último en el 'lejano' 2009, y Cardenales de San Luis (11).

Sin embargo, Medias Rojas constituye ahora el mejor club del presente siglo debido a sus anteriores triunfos de 2004 -cuando rompió la llamada maldición del Bambino equivalente a 86 años sin levantar trofeos tras la venta de Babe Ruth a los Yankees-, 2007 y 2013.

Por otro lado, Dodgers reinó por última vez hace tres décadas en el torneo de béisbol de máximo nivel en Estados Unidos, al superar a Atléticos de Oakland, en la cumbre nueve veces -teniendo en cuenta su cosecha de cuatro títulos con otra denominación-.

El más reciente resultado positivo de Medias Rojas se fraguó desde la fase regular, en la cual terminó como líder con 108 victorias y 54 fracasos, un inédito balance para el conjunto del estado de Massachusetts.

Después, en la postemporada, Boston eliminó a Yankees, su eterno archirrival, y a Astros de Houston, campeón de 2017, con dominio de 3-1 y 4-1 en las respectivas series de división y de campeonato de la Liga Americana.

Aunque diversas voces mencionaron más de una vez la mala dirección en el Clásico de Octubre del director del conjunto californiano, Dave Roberts, los titulares se impusieron con autoridad propia y nunca dejaron de batallar.

Según las estadísticas del certamen, de las 28 carreras que fabricaron 'los patirrojos' contra 'los esquivadores', 18 fueron con dos outs, y en esa situación en 72 veces al bate compilaron .242, .347 y .484 de average, porcentaje de embasarse y slugging, respectivamente.

Con corredores en posición de anotar en 23 ocasiones ofensivas e igualmente a un out de terminar el inning, los números ascendieron a .471/.609/.882, los dos primeros nunca antes logrados y el último solo por detrás de los .895 de Gigantes de San Francisco en 2010.

A nivel individual, Boston tuvo en Steve Pearce al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, con tres jonrones y un doblete que sirvieron para producir ocho anotaciones, todas en los dos duelos del adiós.

Su primer vuelacerca, que fue además su imparable inicial, empató el cuarto choque y el posterior biangular, que encontró las bases llenas, determinó entonces la victoria.

Idéntico significado tuvo el segundo bambinazo de Pearce, que ocurrió en la apertura del quinto partido con Andrew Benintendi en circulación y contra el excelso Clayton Kershaw.

Además del jugador procedente de Azulejos de Toronto a finales de junio, no se debe pasar por alto el desempeño del pitcher David Price, quien se anotó dos juegos ganados como abridor y cambió su historia en la que muchos llaman la hora cero.

Price dominó el segundo y el quinto enfrentamiento en los cuales de forma general toleró tres carreras en 13 capítulos, soportó seis incogibles, incluido un bambinazo, y propinó 10 ponches, el doble de los boletos concedidos.

Semejante desempeño no lo pudo lograr Kershaw, derrotado dos veces en la disputa, y en la cual sus coequiperos relevistas, principalmente Kenley Jansen, de Curazao, tampoco fueron eficientes cuando era necesario.

Kershaw rubricó aperturas de cuatro y siete episodios en las cuales toleró en total nueve anotaciones y 14 indiscutibles, de esos tres cuadrangulares, y ponchó a una decena de rivales.

Por otra parte, también acaparó titulares Alex Cora como el segundo director latinoamericano y el primer puertorriqueño en ganar una Serie Mundial, algo que consiguió sin tener experiencia previa en esa responsabilidad.

El boricua, campeón con Astros como coach de banca en 2017 y con Medias Rojas en calidad de jugador 11 años atrás, imitó el éxito del venezolano Ozzie Guillén en 2005 al mando de Medias Blancas de Chicago.

Bucky Harris, con Senadores de Washington en 1924, Eddie Dyer (Cardenales de San Luis, 1946), Ralph Houk (Yankees de Nueva York, 1961) y Bob Brenly (Cascabeles de Arizona, 2001) antecedieron al puertorriqueño como victoriosos timoneles debutantes.

De la mano de Cora, Boston encabezó en la fase clasificatoria las carreras anotadas con 876, el promedio de anotaciones por juego (5,4), el average ofensivo (.268), el slugging (.453), y los dobles (355), entre otros departamentos.

Cora creó el ambiente más unido que jamás he visto en un camerino. Les dio a los jugadores todas las jornadas un sentido de propósito, perseverancia y dedicación, consideró John Henry, el dueño del club de Boston.

Quizás algunos no pensaron que iba a lograr tanto en su año como novato, hasta que vimos lo que hizo día a día, desde el principio, agregó Henry, cuyos criterios son similares a los halagos expresados por varios peloteros.

Ahora, los conjuntos de la Liga Americana exhiben 66 coronas, y ya se espera por la campaña de 2019 para ver si siguen agrandando la hegemonía o los contendientes de la Liga Nacional pueden alcanzar la satisfacción plena por su ocasión número 49.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores