Prensa Online - PanamaOn

Calidad y precio condicionan bondades de la dieta mediterránea

Un estudio del Instituto Neurológico del Mediterráneo (Neuromed) corroboró que la dieta mediterránea (DM), tan enaltecida por sus reconocidos beneficios para enfermedades cardiovasculares, es sólo buena para personas con elevado nivel educacional y económico.

05 agosto 2017 |


La investigación buscó discernir los beneficios de ese estilo de alimentación para contrarrestar las afecciones cardiacas y su relación con los grupos socioeconómicos.

El estudio de Neuromed, retomado y comentado por la prensa italiana, fue publicado originalmente en el International Journal of Epidemiology, bajo el título 'Alta adherencia a la dieta mediterránea se asocia con una mayor protección cardiovascular, pero no en los grupos socioeconómicos más bajos'.

El período del análisis abarcó entre 2005 y 2010 e involucró a 18 mil 991 hombres y mujeres de alrededor de 35 años de edad, residentes en la región de Molise, al centro-sur de Italia.

La pesquisa concluyó que en esa etapa se registraron en ese territorio 252 enfermedades cardiovasculares, en tanto los beneficios asociados con la DM se limitaron a grupo de ingresos más altos.

Constató además que los individuos pertenecientes a ese segmento social tienden a consumir más vegetales orgánicos que pueden contener altas concentraciones de antioxidantes, poco cadmio y una menor incidencia de residuos de plaguicidas, en comparación con los alimentos convencionales.

Los datos para el análisis, precisaron los investigadores fueron aportados por los propios encuestados, con el consecuente margen de error, aunque dan por sentado que los grupos de alto nivel socioeconómico seleccionan los alimentos con mayores niveles de polifenoles y antioxidantes, compuestos que aseguran una mejor salud.

Maríalaura Bonaccio, autora principal del estudio, comentó que dentro de un mismo tipo de alimento 'más allá de la cantidad, pudieran existir diferencias en la calidad' las cuales se reflejan en el precio de las diferentes variedades del mismo producto como en el caso del aceite de oliva.

'Nuestra hipótesis es que las diferencias en el precio pueden provocar diferencias en componentes saludables y los resultados futuros de salud,' apuntó.

En sus conclusiones el colectivo de nueve autores, reconoce que por primera vez un examen epidemiológico 'arroja luz sobre las desigualdades socioeconómicas en la protección cardiovascular asociada a una dieta mediterránea tradicional, desde una perspectiva de la salud pública.

De igual modo refuerza la necesidad de 'adoptar estrategias más eficaces con el objetivo de reducir las disparidades socioeconómicas en la salud, no sólo mediante la promoción para que las personas adopten patrones de alimentación saludable'.

Aunque de cierta manera los resultados del estudio sorprendieron a muchos, corroboraron dos verdades de Perogrullo en cuanto a que la calidad de cuanto se come es determinante para la salud del individuo, y a la vez que la calidad está asociada a los precios.

El régimen alimentario de la DM sugiere consumir abundantes alimentos de origen vegetal frutas, verduras, pan, pasta, arroz, cereales, legumbres y patatas.

Prevé además la ingestión de alimentos de temporada frescos en su estado natural y utilizar el aceite de oliva como grasa principal, tanto para freír como para aderezar, así como comer diariamente una cantidad moderada de queso y yogur y cada semana también pescado, preferentemente azul, aves y huevos.

En noviembre de 2010, la Unesco designó a la DM como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad como hábito alimentario desarrollado durante siglos por los pueblos en países ubicados en la cuenca mediterránea como Italia, España, Grecia, Marruecos, Portugal, Croacia y Chipre.

Al argumentar el reconocimiento, el organismo de la ONU subrayó que se trata de algo mucho más que comida, pues promueve la interacción social de la cual emana un 'cuerpo considerable de conocimientos, canciones, máximas, cuentos y leyendas'.

La dieta se basa -precisa- en el respeto por el territorio y la biodiversidad y asegura la conservación y el desarrollo de las actividades tradicionales y artesanías relacionadas con la pesca y la agricultura en las comunidades del Mediterráneo.

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores